Actualidad Futbolística

Hizo lo que debía.

Independiente consiguió en la noche de ayer, los tres puntos tan ansiados que le dan aire de cara al 2012. Tras la victoria de Godoy Cruz en Santa Fe, las chances del rojo de entrar a la copa Libertadores se extinguieron y así (por reglamento) sólo
quedará clasificado a la copa Sudamericana del año próximo.

Un partido discreto por no decir malo comenzó a jugar Independiente luego del pitazo inicial de Pezzotta. Tigre era un equipo práctico y llegaba con gran facilidad al arco del “rojo” que parecía tener la cabeza puesta en las vacaciones de verano y no en la final que se estaba jugando. Así fue cómo a los 10 minutos del PT, Galeano cometió un penal infantil que Morales se encargó de materializar tras pegarle fuerte y cruzado.

Así las cosas, Independiente parecía no despertar de su pesadilla, Tigre manejaba los tiempos y tuvo varias chances más como para ampliar el marcador. Hilario Navarro tapó un buen mano a mano frente a Luna y de esta manera parecía que el conjunto de Ramón iba a pasar una noche muy sufrida. Con actuaciones ya irritantes como la de Maximiliano Velázquez, el equipo era un calco de lo que se vio durante todo el semestre. Apenas un atizbo de reacción demostró cuando desbordó un par de veces por ambas bandas aunque los centros terminaban en jugadas que se diluían gracias a la actuación de la defensa rival.

Ya en el segundo tiempo, el “riojano” movió el banco y mandó a la cancha a Patricio Rodriguez en lugar de Ferreyra y a Cristian Pellerano en lugar de M. Velázquez. Así el rojo formó con línea de 3, con un doble 5 con Godoy y Pellerano, adelantando un poco más la posición de un Fredes que nuevamente se hizo manija del equipo aportando una gran cuota de sacrificio y juego. Adelante se encargaban del ataque el “pato”, el juvenil Benítez, Parra y Defederico.

Evidentemente los cambios dieron resultado, ya que el equipo pudo conseguir la igualdad a los 11 minutos de iniciada la segunda etapa. Fredes habilitó perfectamente a Benítez, que con gran picardía, esperó a un Javier García que salió desesperado a cortar cometiéndole penal. Parra fue el encargado de convertir el empate de Independiente tras una definición floja. De esta manera el “rojo” comenzó a inclinar la cancha notoriamente y fue así como tras una jugada magistral del gran Gabriel Milito, que asistio a Fredes, el rojo consiguió el segundo tanto. Hernán se sacó un hombre de encima, le pego cruzado y fuerte, venciendo así la valla de García (que mostró una débil resistencia).

Más tarde ingresó Walter Busse y el equipo se consolidó en defensa y no pasó mayores sobresaltos. Se ganó un partido clave. Se notó el cambio de actitud de cara al segundo tiempo y algunas actuaciones individuales prometen y mucho para el año siguiente. Se terminó “el semestre de la historia”, Independiente debe apuntar todos sus cañones a una excelente pretemporada y a dos refuerzos que solucionen problemas en el equipo.

Ver los comentarios - comentar esta nota

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top