La Voz de la Historia

34 años, campeones del mundo

Un 9 de diciembre como hoy pero hace 34 años Independiente lograba una de las más grandes gestas de su enorme y gloriosa historia venciendo al Liverpool por 1-0 en la Copa Intercontinental. 

Es que el Rey de Copas, en la lejana Japón, más precisamente en el estadio Nacional de Tokio, medía fuerzas ante el actual campeón de la Copa de Campeones de Europa, Liverpool, en el marco de la final de la Copa Intercontinental de 1984. Los de Avellaneda llegaban tras salir campeones de la Copa Libertadores de aquel año, mostrando un excelente fútbol con jugadores en gran nivel.

El marco social y político de aquellos años le agregaba más trascendencia al partido, tan solo habían pasado dos años de la guerra de Malvinas y esté era el primer partido en el que se enfrentaban dos equipos de ambos países, motivo que hizo a muchos no hinchas del Diablo a hincar por él.

Los once que decidió parar en cancha José Omar “Pato” Pastoriza, fueron: Carlos Goyén; Néstor Clausen, Hugo Villaverde, Enzo Trossero, Carlos Enrique; Ricardo Giusti, Claudio Marangoni, Jorge Burruchaga; Ricardo Bochini, José Percudani y Alejandro Barberón.

En tanto que Joe Faggan por el lado de Liverpool paró: Bruce Grobbelaar; Phil Neal, Gary Gillespie, Alan Kennedy, Alan Hansen; Steve Nicol, Craig Johnston, Jan Mølby, John Wark; Kenny Dalglish, Ian Rush

El trámite del partido mostró superioridad del Liverpool que manejo la posesión del balón, pero sin poder vulnerar a la defensa Roja. Es que, el Rojo, aposto por resguardarse atrás ya que, a los 5 minutos de la etapa inicial, en una contra precisa y veloz contra por el centro del campo de juego en la que el equipo inglés volviendo y mal parado, Bochini metió un pase milimétrico como solo él sabe y Percudani quien en el momento que le llegó la pelota estaba mano a mano con el arquero la cruzo con un sutil toque 1-0 y locura roja.

Los minutos se fueron consumiendo con un cuadro argentino que se resguardaría bien atrás y volvía impenetrable, así fue que Romualdo Arppi Filho alzo sus brazos al cielo decretando el final del cotejo y dando a Independiente campeón del mundo por segunda vez en su historia, en una de las mayores proezas en la historia del club.

34 años, campeones del mundo
Ver los comentarios - comentar esta nota

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top