Actualidad Futbolística

Mostró los dientes

En un partido atípico, Independiente venció a patronato por 2 a 1 como visitante en Paraná. El “Rojo” tuvo 4 lesionados, jugó con uno menos desde los ’10 del segundo tiempo pero logró traerse una victoria con goles de Martín Benítez y Emanuel Gilgiotti.

Independiente superó una verdadera prueba de carácter. Si a  lo acontecido durante la semana, luego de la derrota con River que significó la eliminación de la Copa Libertadores, Independiente tuvo un partido extremadamente accidentado en Paraná y debió jugar casi todo el segundo tiempo con uno menos por la lesión de Nicolás Figal cuando ya no tenía cambios disponibles.

Durante el primer tiempo, Francisco Silva, Alan Franco y Silvio Romero, también sufrieron distintas molestias o lesiones que derivaron en que no puedan continuar en cancha. Por lo que el equipo de Ariel Holan debió realizar todas las modificaciones por obligación, pero supieron cambiarle la cara a un conjunto que no jugó bien y parecía golpeado anímicamente.

Las primeras chances claras als tuvo el local, aprovechando groseros errores en la última línea de Independiente, que volvió a mostrar falta de coordinación y algunas fallas en la atención. En ese contexto, sólo Martín Campaña con dos buenas intervenciones pudo sostener el cero en su valla durante los mejores momentos de Patronato en el Partido.

Los ingresos de Nicolás Domingo y Emanuel Brítez por Francisco Silva y Alan Franco,  se dieron en la primera mitad y coincidieron con una leve mejoría del “Rojo”, que recién sobre el final de esa primera mitad, pudo llevar peligro al arco rival de la mano de un buen pasaje de Pablo Hernández y la aparición por derecha de Maximiliano Meza.

El complemento comenzó ya sin Silvio Romero, también baja por lesión, quien le dejó su lugar a Martín Benítez. El misionero fue de lo mejor de Independiente, sin llegar a tener una gran noche, fue peligroso en el mano a mano y logró desequilibrar cuando tuvo espacios.

De hecho, fue Benítez quien abrió el marcador luego de un remate de media distancia que se desvió y descolocó al experimentado Sebastian Bértoli que nada puso hacer para evitar el 0-1.

Lejos de conformarse, Independiente presionaba bien arriba y con esa vía logró extender la ventaja tras un error de Renzo Vera que dejó a Emanuel Gigliotti, con el arco de frente y la pelota dominada, sin ponerse nervioso, el “Puma” gambeteo y definió cruzado y por encima del último defensor que llegaba desesperado a cubrir el arco. Golazo y 2-0 para Independiente.

Sin embargo, tras un despeje corto, Patronato probó con un remate de media distancia y la pelota dio en los brazos de Gastón Silva, por lo que Andrés Merlos sancionó penal para el local y el partido volvía complicarse para el “Rojo”.

Renzo Vera ejecutó fuerte y al medio, Martín Campaña no llegó a desviar y Patronato se ponía a tiro del empate cuando aún restaban poco más de 10 minutos de juego.

En los últimos minutos, los dos tuvieron sus oportunidades pero ninguno acertó en la última decisión. El “Rojo” se aferró a la victoria y trajo una importante victoria digna de su historia: Sin escritorios, sin complicidad de errores arbitrales, sino superando adversidades, haciéndose fuerte en las difíciles y golpeando en los momentos oportunos.

 

 

Mostró los dientes
Ver los comentarios - comentar esta nota

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top