La Voz de la Historia

La tercera

Un año después de la consagración en el Olímpico de Tokio ante Vélez Sarsfield, Independiente volvió a Japón para disputar nuevamente la Recopa frente a Gremio de Porto Alegre pero esta vez los que volvieron alegres a su país fueron los brasileros.

Independiente viajó a Japón con la Supercopa del 95 en la valija. En esa oportunidad le había ganado la ida de la final al Flamengo por dos goles a cero (Javier Gustavo Mazzoni y Cristian Eduardo Domizzi convirtieron) en la Doble Visera y cayó por la mínima en el Maracaná pero pudo dar la vuelta gracias a la diferencia de gol. De esta manera, el “Rojo” levantó por segundo año consecutivo la Supercopa Sudamericana.

Gremio, por su parte, llegó a Japón con la Libertadores de 1995 abajo del brazo. En la final le tocó enfrentarse y vencer a Atlético Nacional de Colombia: 3-1 en Porto Alegre y 1-1 en Medellín. Gracias a esto, se dio una idéntica situación a la vivida hace algunos meses en la que Independiente le ganó la final a Flamengo para poder jugar la Recopa y Gremio se quedó con la Libertadores para poder hacer lo propio.

El año anterior en Japón hubo un fuerte sismo que provocó que Kobe no pudiera ser la sede para la final y se terminó realizando en Tokio. Esta vez, con la ciudad reconstruida y el estadio en condiciones, el escenario elegido fue el Kobe Universiade Memorial Stadium que, pese a tener capacidad para 45000 espectadores, no estuvo completamente lleno esa tarde.

El encuentro, que fue dirigido por el paraguayo Epifanio González Chávez, fue disputado el 7 de abril y arrancó favorable para el equipo brasilero, que convirtió el primer gol a los 19 minutos del primer tiempo gracias a un cabezazo de Mário Jardel. Pero rápidamente, a los 22, Jorge Luis Burruchaga marcó de penal para decretar el empate. Sin embargo, en la última antes de ir al entretiempo, Carlos Miguel aprovechó un rebote corto por parte de Mondragón para poner el 2-1.

En el segundo tiempo fue todo del equipo brasilero. Adilson marcó de penal a los 23 de la segunda parte y cuando faltaban diez para terminar el partido Paulo Nunes se encargó de sellar la goleada. El rubio jugador de Gremio recibió el centro casi entrando al área chica y remató de derecha para vencer al arquero colombiano que pudo atajar la pelota pero lamentablemente lo hizo adentro del arco.

Con esa goleada, el conjunto de Porto Alegre pudo levantar la Recopa Sudamericana por primera vez en su historia y lo haría nuevamente veintidós años después pero ya en su ciudad. Luego de eso, el nivel futbolístico de Independiente fue cayendo lentamente, pese a que por esas épocas aún ganaba algunos títulos locales, pero no volvió a ser el mismo “Rey de copas” que todos conocían.

Así formó Independiente: Faryd Camilo Mondragón; Néstor Clausen, Pablo Rotchen, José Serrizuela, Juan Carlos Ramírez; Diego Cagna, Roberto Acuña, Cristian Domizzi; Jorge Burruchaga, Javier Mazzoni y Roberto Molina. Dt: Gregorio Pérez. Ingresaron José Luis Calderón por Ramírez, Carlos Julio Bustos por Cagna y Gabriel Álvez por Javier Mazzoni.

Mirá las mejores imágenes de la final: https://www.youtube.com/watch?v=juoNX2_mRDk

La tercera
Ver los comentarios - comentar esta nota

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top