Actualidad Futbolística

Otra derrota que duele

Independiente cayó como local ante Defensa y Justicia y complicó sus chances de entrar a la próxima Copa Libertadores. El “Rojo” sigue sin encontrar su mejor nivel, y terminó perdiendo 1-0  por un insólito error de Martín Campaña.

Independiente parece desinflarse, por momentos es un equipo totalmente diferente al que supo ser tan sólo 4 meses atrás, y le termina costando lo que antes parecía tan fácil. El “Rojo” ya no encuentra juego asociado, perdió solidez defensiva y el arco empieza a cerrarse para los goleadores del equipo.

En un encuentro muy parejo, quizás no desde la tenencia (que tuvo a Independiente como claro dominador) pero sí en las oportunidades creadas. Con Defensa y Justicia replegado, intentando esperar la oportunidad para lanzar una contra que encuentre mal parada a la defensa local.

En el primer tiempo, Independiente tuvo algunas chances aunque no de demasiado riesgo: Juan Sanchez Miño con un remate de media distancia y luego Maximiliano Meza fueron de lo único que se puede destacar como chance de convertir.

En el complemento, la visita se “agrandó” y conforme pasaron los minutos mostró más confianza. El “Rojo” volvió a sufrir la falta de ideas para generar peligro y terminó tirando centros con la esperanza de que Emanuel Gigliotti pueda convertir por ese medio.

El gol llegó promediando el complemento: A la salida de un tiro libre que sorprendió a Martín Campaña, tanto que quedó arrodillado junto al palo mientas la pelota le rebotó en las manos y luego en la cabeza, para que luego Mariano Bareiro aproveche y casi en la linea la puntee por sobre el uruguayo para poner el 1-0.

El gol “mató” a Independiente que nunca pudo sobreponerse. Fue en busca del empate, con mucha dignidad pero sin siquiera poder sumar algún disparo claro al arco. Llovieron centros frontales que los centrales de Defensa y Justicia despejaron sin problemas y hasta pudo haberlo perdido por mayor diferencia si el “Halcón” lograba acertar en alguna otra contra.

Independiente parece ir derrumbandose, aún tiene mucho crédito pero ya es imposible de ocultar que este equipo no es el mismo que el del semestre pasado. Con mucha rotación pero con errores en el funcionamiento, con algunos futbolistas que muestran un nivel muy bajo y refuerzos que no terminan de acoplarse. Pese a todo eso, el “Rojo” tiene tres fechas para jugarse su chance de estar en la próxima Copa Libertadores.

 

 

Otra derrota que duele
Ver los comentarios - comentar esta nota

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top