Opinión

En la vereda de enfrente

  • Opinión

Una de las cosas que más recuerdo de la Doble Visera es entrar caminando por Alsina, rodear la pileta , pasar por la cancha donde precalentaban los visitantes, la Virgen y el acceso a la popular. Primeros años de la década del 2000, admito que no recuerdo con exactitud la fecha, en esa especie de “túnel” que te depositaba casi en el córner, una gran cantidad de afiches, en las paredes, rezaban “Olé anti Independiente. No lo compres”. 

Siempre me quedó eso, yo era chico y no tenía mucha noción de el por qué de esos carteles. Con el auge de los medios digitales, la super información de las redes sociales y demás, ya no es ningún secreto que el diario del Grupo Clarín ha castigado al club, a diestra y siniestra, siempre que pudo; inventando, tergiversando, minimizando o ignorando.

Dadas las circunstancias de público conocimiento – sobre el NO penal de Gonzalo Verón – el diario, en sus versiones papel y digital, volvió a la carga contra el club. Posicionándose, como siempre, desde una perspectiva amarillista y marketinera, instaló no sólo que a Boca Juniors lo perjudicaron, sino que realizó una campaña de desprestigio contra un árbitro que en las finas, siempre inclinó para el lado visitante. Pero Olé es hegemonía y logró dar vuelta la historia: Penel bajó a dirigir a la B Nacional. 

Desde que empezamos a darle forma a lo que es La Voz del Diablo, en el año 2011, una de las premisas claras y claves era no ser un simple canal informativo que reitere noticias de entrenamientos o partidos. Se trataba, como medio partidario, de ir un poco mas allá, y hoy es menester visibilizar el daño que estas campañas mediáticas hacen a nuestro club. Es notar la importancia de defenderlo con la palabra y en los hechos. 

Olé, entonces, buscó con todas sus herramientas invisibilizar los otros fallos en los que Independiente pudo haberse visto perjudicado, descartando cualquier tipo de polémica. Mas allá de intentar instalar que fue penal, Olé, el día 17 de abril se encargó de publicar un video en el que el mismo árbitro, supuestamente, beneficia a Independiente en un fallo de hace ¡tres años!

También sabemos que Independiente supone una competencia incómoda tanto para River como para Boca, son cuestiones de ventas, de marketing, de imagen. El “Rojo” ha sido un club social, democrático, autogestionado y ampliamente reconocido en el plano internacional por sus legítimas conquistas a nivel deportivo. Dado que el fin último de una empresa periodística, como lo es Olé, no es informar, sino generar ganancias, resulta imprescindible no ver escindido lo comercial de lo periodístico. 

Por ello, estas líneas no son para discutir si fue penal o no, sino para dar cuenta de cómo el entramado periodístico y de poder, operan con impunidad sin reparar en los argumentos legítimos que ha tenido un equipo para ganarle al otro, por ejemplo. Son para sacar a flote esas operaciones discursivas que saben esconderse muy bien, detrás de periodistas que dicen hablar desde una objetividad, claramente inexistente. 

Este es el modo de construir un tema, colonizarlo en el sentido común y hacerlo eje de debate, a fin de ocultar otras cuestiones. Es el gran peso de las palabras, como navajas, que podrán verse quizás rectificadas algunos días después, en un mínimo espacio dentro de sus portales. Situación que no modificará el daño ya producido. En este sentido, también es conveniente aclarar que no se trata únicamente del diario en cuestión, sino de un largo entramado de periodistas y medios que, salvo excepciones, responden a los mismos intereses.

Es para identificar a uno de los grandes enemigos de Independiente desde hace casi dos décadas. Y es todavía más amplio, no se trata únicamente de una animosidad contra nuestra institución, sino contra cualquiera que se interponga entre los intereses de poder y monetarios que emergen de lo que implica un club como Boca Juniors hoy.

Casi implícito queda el saber que no sólo se juega contra los de azul y amarillo, sino contra toda una operatoria burda y casi siniestra en la que se conglomeran periodistas, árbitros, políticos y sectores de poder. Si hasta periodistas como Horacio Pagani (TyC) y Federico Bulos (Fox) han dicho que el árbitro debió cobrar penal de todas formas “la haya tocado o no con la mano”.

Quedará en cada uno reflexionar sobre cómo nos posicionamos a la hora de defender nuestros intereses, que en sintonía deberían ser los del Club Atlético Independiente. Particularmente, me quedo con esa entrada a la Doble Visera y sus paredes en las que había mensajes que, casi veinte años después, siguen más vigentes que nunca.

Estrategias discursivas. Clarín, hablando de “claro penal” y entre las noticias destacadas de “abusos en Independiente”

 

En la vereda de enfrente
1 Comment

1 Comment

  1. fabian robba

    18 abril, 2018 at 17:11

    Muy buena nota, pero no es suficiente para ejemplificar como estos medios “INDEPENDIENTES” miden con diferente vara los sucesos en las instituciones. Sin ir mas lejos en los casos repudiables de abuso infantil pusieron una tapa negra cuando se hablo de INDEPENDIENTE y un recuadro insignificante cuando el involucrado fue otro. Los ejemplos abundan, ponen el penal que Penel cobro a favor del rojo contra Velez hace años y no ponen el que el mismo Juez le cobro a Boca contra Temperley esta misma temporada. Volviendo a la jugada en cuestión por momentos me hubiera gustado que Veron tocara la pelota con la mano, para que los reyes del despojo sientan en carne propia lo que pasa cuando se es victima de una injusticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top