Actualidad Futbolística

Más que 11 titulares

A pesar de las varias bajas por diferentes lesiones, el Independiente de Holan sacó pecho y ganó otro partido importante en este mes. 

Antes del partido Holan ya tuvo complicaciones para armar el once inicial: Menéndez, Meza y el Torito llegaban con distintas molestias y eso le impedía al DT poner a lo mejor que tenía. En lugar de ellos jugaron Fernández, Verón y Jonás.

Además, antes del clásico también estaban en duda Benítez y Gigliotti, quienes habían faltado la semana pasada ante Talleres y fueron suplantados por Silvio Romero y Verón,

Para colmo, en el transcurso del encuentro se lesionaron Fabricio Bustos y Jonás Gutiérrez (todos los detalles en la nota anterior), por lo cual el equipo debió transformarse y acomodarse a los cambios. Por ellos ingresaron Sánchez Miño y Gaibor.

Más allá de los cambios, Independiente demostró que acomodarse a las circunstancias y adaptar su estrategia de acuerdo al rival y las dificultades. Y otro punto a favor es que quienes ingresaron cumplieron bien el rol que el técnico les pidió.

En el clásico contra Boca, Jonás Gutiérrez estaba jugando muy bien hasta su lesión, cumpliendo como doble cinco y como lateral derecho más tarde. Y quien ingresó por él también jugó bien: Fernando Gaibor le dio más orden al equipo, no erró ningún pase, pudo hacerse líder en el ataque y ayudó constantemente en la recuperación.

Otros dos puntos altos fueron Fernández y Sánchez Miño: el ex Boca quien entro por Bustos, fue una de las figuras del partido. Le metió un gran pase gol a Benítez y jugó muy bien como lateral izquierdo y como doble cinco. En tanto que Leandro fue de gran utilidad para el equipo, haciendo la banda durante todo el partido y teniendo alguna que otra chance de marcar.

Por último, el punto más alto de los últimos dos partidos: Gonzalo Veron. Había tenido pocos minutos hasta que se fueron lesionando sus compañeros y cuando le tocó jugar demostró que está a la altura del equipo. Hoy jugó por todo el frente de ataque, fue desequilibrante y mantuvo la intensidad casi todo el partido. Cuando se cansó de correr a Pablo Pérez, Holan lo mandó a una banda y su rol lo cumplió el Burrito Martínez, quien también rindió y hasta tuvo la oportunidad de marcar una contra.

Para quienes tenían dudas de si Independiente tenía el plantel necesario para enfrentar las dos competencias, en las más complicadas y con muchas bajas, el plantel volvió a sacar pecho. Compromiso, Actituda e Intensidad, como siempre.

Más que 11 titulares
Ver los comentarios - comentar esta nota

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top