Actualidad Futbolística

Esta vez nos tocó a nosotros

A pesar del cambio de nombres, de esquema y de planteo, el Rojo se trajo una gran victoria de Córdoba y terminó con la mala racha.

Cierto es que Independiente no jugó su mejor partido y que Campaña lo salvó en reiteradas ocasiones, pero si hoy se puede destacar algo del equipo de Holan es que tuvo la efectividad que tanto se reclamaba.

Muchos fueron los partidos en los que Independiente acumulaba más de 10 ocasiones de gol y terminaba concretando sólo una o ni siquiera eso. Decenas de partidos donde dominábamos desde el juego, pero eso no se podía reflejar en el resultado y terminábamos sufriendo en los últimos minutos o incluso perdiendo puntos por no hacer los goles. Hoy pasó todo lo contrario.

Debido a las lesiones, la acumulación de partidos y los bajos niveles de algunos jugadores, Independiente salió a la cancha con muchos cambios, sólo dos o tres titulares entre los once, y eso se vio reflejado en el nivel de juego y el planteo que decidió hacer Holan.

Frente a un Talleres que jugaba de local y necesitaba reponerse de la caída en la Bombonera, el Rojo decidió dar un par de pasos para atrás y jugar el partido sin la intensa presión alta que suele ejercer. En la alineación inicial había mayoría de jugadores de características defensivas, por lo cual esto no fue una sorpresa.

Talleres es uno de los mejores equipos del torneo e Independiente se encontraba en un bajón, por lo cual se decidió apostar a la contra y no tanto a la posesión de pelota. En el primer tiempo los de Kudelka llegaban por todos lados y Campaña tuvo que aparecer para salvar las papas varias veces. Algo parecido ocurrió en el complemento, pero con menos frecuencia, ya que la T empezó a cansarse.

A pesar del bajo rendimiento de algunos jugadores y de las varias llegadas del rival, Independiente tuvo dos ocasiones y las aprovechó al máximo, cosa que no pasaba hace mucho tiempo: primero Verón, luego de una muy buena jugada de Romero, y después Gigliotti.

Está claro que esta no es la idea principal de Holan, que no nos acostumbró a este tipo de planteos y  difícilmente se repita en el futuro, pero frente a un duro rival y en un partido donde se jugaba gran parte de la clasificación a la Copa Libertadores del próximo año, el Rojo se llevó los 3 puntos y ya puede olvidarse de la racha de malos resultados.  

Esta vez nos tocó a nosotros
Ver los comentarios - comentar esta nota

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top