Actualidad Futbolística

Final abierta

Foto: TyC Sports

Independiente y Gremio empataron 1 a 1 en el partido de ida de la Recopa Sudamericana. El “Rojo” jugó con uno menos desde los 25 del primer tiempo por la expulsión de Emanuel Gigliotti y pese a que perdía 1-0, se repuso y fue superior al conjunto brasileño. 

Otro épico partido que puede quedar en la historia de Independiente tuvo lugar esta noche en el Libertadores de América. Llegaba el “Cuco” del continente, ese rival que supo hacérsela difícil a Real Madrid en la final de la Copa Mundial de Clubes, el que cuenta con un par de futbolístas con futuro europeo y seguramente mundialista con su selección. Pero ese mismo Gremio, hoy se fue con la satisfacción de irse de Argentina con un empate pese a jugar con uno más desde los 25 minutos, de llegar poco y de ser superado claramente durante la mayor parte del encuentro.

En el comienzo, Independiente no encontraba claridad y la presión del último campeón de la Copa Libertadores, le complicaba la tenencia a los de Ariel Holan.

Recién a los 12 minutos de juego, el “Rojo” pudo encontrar un espacio y Nicolás Domingo sacó un estupendo remate que se fue rozando el ángulo derecho de Marcelo Grohe, que se estiraba para la foto pero nada podía hacer si esa pelota tenía destino de arco.

Casi de inmediato, Gastón Silva ejecuta un buen córner y Maximiliano Meza  gana de cabeza para estrellar el balón en el travesaño. De milagro Independiente no podía ponerse en ventaja, algo que a esta altura ya merecía.

Antes de los 20, una muy buena jugada por izquierda de Jonathan Menéndez que tiró el centro atrás y ni Emanuel Gigliotti en primer lugar y luego, con más  claridad, Martín Benítez pudieron convertir el primer tanto del partido.

Promediando la primera parte, llegó lo inesperado: Fernando Amorebieta intenta salir desde el fondo pero no le hace un buen pase a Alan Franco, Luan le gana la pelota y encara a un Martín Campaña que salió bastante flojo a presionar en un lugar en el que casi no tenía ángulo de tiro.

Otra vez el “Rojo” se complicó sólo. En un partido que se volcaba a su favor, en el que estaba cerca de convertir…Otra vez una distracción atrás y a sacar del medio.

Como si no bastara con esto, promediando la primera parte, Emanuel Gigliotti fue en busca de una pelota en mitad de cancha, daba la impresión de que le ganaba la posición a Walter Kannemann pero el “Puma” extendió su brazo y el ex defensor de san Lorenzo exageró la caída. Roody Zambrano primero amonestó a Gigliotti, y luego, con ayuda del VAR, lo expulsó.

Párrafo aparte para uno de los árbitros preferidos de la Conmebol. Zambrano, siempre cuestionado, siempre con polémicas pero siempre en los partidos importantes. En la noche de hoy, tuvo muchas situaciones en las que no midió con la misma vara a ambos conjuntos y eso terminó influyendo en el desarrollo del partido.

Sin embargo, en su peor momento, Independiente encontró un tiro libre y Fernando Gaibor ejecutó muy bien, la pelota apenas se desvió en el trayecto y le picó encima del cuerpo a Grohe que intentó despejar pero ya no pudo evitar el empate.

El primer tiempo terminó con el “Rojo”siendo superior a Gremio. La muy buena actuación de Menéndez por izquierda, encarando y siempre ganando en velocidad, le dieron un plus al ataque del local que, probablemente, no se veía desde la partida de Emiliano Rigoni.

En la segunda parte, Independiente intentó pero con el correr de los minutos empezó a mostrar signos de cansancio. De hecho, el “Tricolor” estuvo cerca de ponerse en ventaja a los 8 minutos luego de una contra que terminó con un formidable despeje de Amorebieta sobre la línea, incluso recibiendo un fuerte rodillazo en la cara, el vasco-venezolano se las arregló para rechazar.

Pese a que Independiente tuvo la pelota, se le complicó para encontrar espacios. Solamente Menéndez pudo ganar en el mano a mano y arreglárselas para llevar peligro pero el resto se fue extenuando y terminaron replegados ante un rival que se vio obligado a ir en busca de la ventaja.

Gremio cortó con falta cada vez que Independiente intentó elaborar cerca del área, y Zambrano se cansó de avisar que en la próxima iba a sacar amarilla aunque nunca lo hiciera.

Fue final. Un empate que deja la final abierta y en la que ambos pueden sentirse satisfechos por lo conseguido hasta ahora. En siete días, Independiente intentará que en Porto Alegre suceda lo mismo que en el Maracaná.

 

 

 

 

 

Final abierta
Ver los comentarios - comentar esta nota

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top