Columnas

C.A.I: Club de Aprietos Innecesarios

Hace años que Independiente atraviesa conflictos que se suceden en una extensa seguidilla que se transforma en deja vu. Creí que la obtención de un título traería la tranquilidad que todos añoramos, pero al parecer insistimos en complicarnos solos. Eso sí, con mucha creatividad.

¿Acaso alguien imaginó qué el  DT que dio la vuelta en el Maracaná iba a dejar su cargo y a volver, todo antes de que empiece la pretemporada ?, ¿o me van a decir qué alguno esperaba qué el héroe de Río de Janeiro no se presentara el primer día de entrenamiento por un entuerto con la dirigencia?, ¿y si les decía qué uno de los jugadores más experimentados terminaba en pie de guerra con el técnico, me creían?

El “Rojo” atraviesa turbulencias incluso en su mejor momento de los últimos 20 años y eso se traslada de arriba para abajo. Si la Comisión Directiva, el Cuerpo Técnico y el plantel no transmiten la calma que todos esperamos tras la consagración, es difícil que los demás no perdamos el eje.

Independiente tiene la oportunidad histórica de dar el salto de calidad en lo institucional y de consolidar un proyecto futbolístico pretencioso que devuelva al Rey de Copas a su lugar. Pero para eso, como dice el meme, “vamo’ a calmarno'”.

Los hinchas, y por supuesto me incluye, debemos aprender a disfrutar del momento que estamos viviendo. ¡Basta de enroscarnos en vericuetos que nada tienen que ver con la pelota!

La dirigencia tiene que mejorar en el trato humano con los trabajadores que de ella dependen, sobre todo cuando en muchos casos son chicos. Profesionales, pero chicos al fin

El cuerpo técnico también tiene mucho para pulir, en especial en la forma que comunica las cosas tanto para adentro como para afuera. ¡Y el plantel, por favor, a concentrarse únicamente en los múltiples y hermosos desafíos que enfrentaremos este año!

Somos expertos en meternos en aprietos innecesarios, pero no olvidemos que somos el somos el Club Atlético Independiente. 

El Rey de Copas despertó, es tarea de todos que no se vuelva a dormir. 

C.A.I: Club de Aprietos Innecesarios
1 Comment

1 Comment

  1. Jua Carlos

    7 enero, 2018 at 20:57

    Muy buena la nota, Torre.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top