La Voz de la Historia

Quince años de la gran gesta.

Hoy, pero hace quince años atrás Independiente gritaba campeón de un torneo local por decimocuarta vez. Aquella, en el Apertura 2002 fue su última conquista en el torneo doméstico.

Después de un paupérrimo último puesto en el torneo pasado, Américo Rubén Gallego llegaba a la conducción técnica del club. El “Tolo”, quien venía con espalda por sus éxitos con River pidió nombres, la dirigencia lo escucho y le trajo jugadores como Federico Domínguez, Juan José Serrizuela, Lucas Pusineri y Daniel Montenegro (quien haría su segundo ciclo en el club). También Néstor Andrés Silvera quien estaba en el plantel, pero no hacía pie encontró su juego y fue uno de los protagonistas del torneo al ser el goleador del equipo campeón.

Así fue como comenzó el torneo y un Independiente que se mostraba demoledor en ofensiva vapuleaba a cuanto rival se cruce en su camino. Tal es así que en la novena fecha los dirigidos por Gallego llevaban 26 goles a favor y tan solo 8 goles en contra. En la novena fecha se cortó el invicto de 6 encuentros ganados y dos empatados al caer por 2 a 1 como locales frente a River Plate.

La recuperación roja llego en la siguiente fecha contra Huracán, donde en el Ducó el visitante se impuso por 2 a 0. La racha se prolongó a cinco triunfos y un empate, el diablo venía puntero y la gente estaba más ilusionada que nunca con la vuelta, es por eso que en la fecha 17 el rey de copas le llevaba seis puntos a Boca, y de ganarle al Banfield de Garisto en cancha de Vélez saldría campeón. Pero el puntero perdió por 2 a 1 y el xeneize sumo de a tres con Talleres. Como si fuera poco se enfrentarían en la próxima fecha, donde de ganar Boca alcanzaba al rojo restando solo una fecha para que concluya el torneo.

En la anteúltima fecha, se veían las caras los dos protagonistas. Uno para hacer la fiesta del campeón y el otro para alcanzarlo y soñar con la suya. La vieja doble visera estaba colmada de almas rojas, también el club de la rivera colmó la visitante (si en el fútbol hubieron visitantes). Este partido fue guionado por el mejor cineasta, tuvo todos los condimentos, pero para los hinchas rojos fue una película de drama. Es que a los 38 del primer tiempo vino el gol de la visita en los pies del “Chelo” Delgado, en el encuentro siguió dominando Boca, pero el rojo sabe de hazañas e hizo otra más, Milito empujo e Independiente quiso. Rivas mando un precisó centro a la cabeza de Pusineri quien puso el 1 a 1 y desató la locura de sus hinchas.  El rey seguía llevándole tres puntos a su escolta a falta de una fecha.

El primero de diciembre del 2002, en un nuevo Gasómetro colmado, San Lorenzo quien venía de ganar cuatro a cero la final de ida de copa sudamericana recibió al puntero con todos sus titulares. Con goles de Insua, Silvera y Pusineri el rojo se hizo vencedor por 3 a 0 y logró un nuevo campeonato desatando la locura de sus hinchas y jugadores.

Gritalos de nuevo!:

Quince años de la gran gesta.
Ver los comentarios - comentar esta nota

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top