La Voz de la Historia

A 15 años del último grito en casa

Si bien el título se hizo efectivo una semana después, fue el empate ante Boca en la vieja Doble Visera la que sentenció lo que sería la última vuelta olímpica en territorio nacional para el Rey de Copas.

Corría el año 2002 y el “Rojo” avanzaba a paso firme a coronarse nuevamente en un torneo domestico luego de 8 largos años. El equipo comandado por el gran Américo Gallego venía de dar cátedra futbolística y algunas goleadas históricas, con figuras sobresalientes como el “Pocho” Insua, el “Cuqui” Silvera, el joven capitán Gabriel Milito o el aguerrido Guiñazu. Las expectativas eran altas cerca del cierre del torneo, e Independiente solo había caído frente a River en la fecha 9, pero cuando en la fecha 17 Banfield logró derrotar al equipo de Gallego el partido con Boca cobró una trascendencia fundamental para alcanzar el ansiado título.

El duelo de la fecha 18 en la vieja mítica Doble Visera enfrentó a los dos candidatos a alzarse con el torneo. El equipo del Maestro Tabárez se puso en ventaja con un gol del Schelotto en la primera mitad y parecía amargar a todo Avellaneda, si el “Rojo” no perdía, tenía casi asegurado el campeonato. Y fue así que algunos jugadores decidieron meterse en la historia del club, en la voz de Araujo se escuchó “Cuando Milito empuja Independiente  quiere”, casi como una premonición. Nació en los pies del “Mariscal” la jugada que, a menos de 5 minutos del final, ponía la pelota en poder de Rivas, y Rivas sacó un centro que encontraría la cabeza de “San Lucas” elevándose más alto que todos en el área de Boca y poniendo el empate para Independiente frente a la agónica mirada de Abbondanzieri. Independiente no perdió.

El resto de la historia es conocida, el “Rojo” fue al Nuevo Gasometro y aplastó a San Lorenzo 3 a 0 para coronarse campeón una vez más en su rica historia. Lo cierto es que el campeonato se conquistó una semana antes, en el empuje de Milito, en la derecha de Rivas y en el cabezazo ganador de Pusineri. Independiente terminó ese torneo con 43 puntos, 3 por encima de Boca, solo con dos caídas en todo el campeonato y 48 goles a favor.

El equipo de ese día fue Diaz; Serrizuela, Franco, Milito, Eluchans; Pusineri, Suarez, Guiñazu, Montenegro; Insua y Silvera.

A continuación el resumen del partido:

A 15 años del último grito en casa
Ver los comentarios - comentar esta nota

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top