Actualidad Futbolística

Se complica sólo

Foto: Tyc Sports

Independiente fue un desastre definiendo y lo pagó caro. Tuvo que conformarse con el 1 a 1 frente a Patronato, como local, pese a haber generado una docena de oportunidades. Sebastián Ribas abrió el marcador para los de Paraná mientras que Maximiliano Meza lo empató para el “Rojo” sobre el final. 

Durante la primera mitad, Independiente fue mucho más que Patronato desde la tenencia del balón, desde la idea y también en las ocasiones generadas pero el equipo de Paraná fue efectivo y convirtió una de las pocas que tuvo para irse al descanso en ventaja.

Antes de los 10 minutos de juego, el “Rojo” probó con un remate de Martín Benítez que terminó yéndose desviado y más tarde con un cabezazo de Lucas Albertengo que se fue cerca del arco de de Sebastián Bértoli.

La respuesta de la visita llegó promediando la primera mitad: Blas Cáceres sorprendió dentro del área y remató de derecha cuando estaba totalmente sólo, la pelota salió cruzada y se perdió lejos del arco del Martín campaña pero era muy clara.

A partir de allí, llegó lo mejor de Independiente que tuvo en los pies de Leandro Fernández una buena serie de oportunidades para abrir el marcador pero el ex Godoy Cruz siempre definió mal. 

Sin embargo, la más clara la tuvo Gastón Silva: El uruguayo recibió un centro desde la izquierda y cabeceó en soledad por el segundo palo, ya sin arquero porque había caído tras un choque involuntario, pero el cabezazo del defensor del “Rojo” se fue muy desviado cuando sólo debía empujarla.

A 10 minutos del final de la primera parte, Patronato no perdonó y se puso en ventaja: Sebastián Ribas cayéndose al piso luego de una jugada que se había iniciado con un finísimo offside de Blas Cáceres, pero al delantero uruguayo poco le importó y mandó la pelota al fondo del arco de Martín Campaña.

Apenas un minuto más tarde, Lucas Albertengo tuvo la chance de empatar pero remató con la zurda y la pelota se fue desviada. Y antes del final del primer tiempo, Leandro Fernández volvió a desperdiciar dos situaciones claras de poner un poco de justicia en el resultado.

En el complemento Ariel Holan probó con algunas variantes tácticas, pero el problema no estaba en la generación. A esta altura es desesperante la falta de gol de un equipo que es, por lejos, el que más ocasiones claras genera en el campeonato pero también es uno de los que menos goles tiene.

Antes de irse reemplazado, Leandro Fernández tuvo dos oportunidades más, de esas que un delantero es casi imposible que falle, pero aquí volvió a fallar por abusar de la potencia y no intentar  darle más precisión  a la definición.

El ingreso de Juan Manuel Martínez por un intermitente Martín Benítez le hizo bien al equipo, y el ex Vélez se las arregló para generar varias chances por el sector derecho y hasta contó con algunos remates que terminaron por irse desviados.

Otro que también necesita recuperar la confianza es Emmanuel Gigliotti, que contó con varios minutos en cancha y aportó mucho desde su fuerte juego aéreo. Incluso pudo haberlo empatado tras un centro desde la derecha pero Bértoli se e3ncontró con el balón y mantuvo el cero en su valla.

El empate llegó casi con el tiempo cumplido. Un centro de Nicolás Tagliafico, que no contiene Bértoli y Maximiliano Meza aprovecha para anticiparse y marcar la igualdad.

Otra buena aparición de uno de los mejores jugadores del “Rojo” en lo que va del semetre, que además, tuvo que rotar de posición durante todo el partido por pedido de Holan, y aprovechó la única clara que tuvo.

En el final, Silva volvió a tirar afuera una pelota que sólo tenía que empujar. El uruguayo apareció sólo en el primer palo, sin marca y con la pelota suave a su pie derecho, inexplicablemente la tocó suave y desviada ante la mirada de toda la defensa de Patronato que parecía resignada.

Fue final y decepción. Independiente no termina de hacer pie y le cuesta encaminar su rumbo en el torneo, sobre todo ante rivales presumiblemente ganables. El equipo de Ariel Holan perdió dos puntos y con tan solo 7 fechas ya está a 10 del lider Boca.

Ahora a pensar en la Copa Sudamericana, el único objetivo por el que sigue en carrera en lo que resta del año mientras aguarda por una probable semifinal contra el rival de toda la vida.

 

 

Se complica sólo
Ver los comentarios - comentar esta nota

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top